LA ORACIÓN DE LAS MIL ALMAS DEL PURGATORIO

 

 

Padre eterno, os ofrezco la preciosísima sangre de vuestro divino hijo Jesús, junto con las misas que se celebran en todo el mundo hoy:

 

  • Por todas las santas almas del purgatorio
  • Por los pecadores en todas partes
  • Por los pecadores en la Iglesia universal.
  • Los de mi propio hogar y dentro de mi familia.

 

Amén

 

En una aparición mística, Jesús aseguró a Santa Gertrudis la Magna, religiosa cisterciense del monasterio de Helfta en Eisleben, Alemania, a finales del siglo XIII, que esta oración liberaría a mil almas del purgatorio cada vez que se ofreciese y se extendería también la promesa a la conversión y salvación de las que todavía peregrinan por la Tierra.

 

 

Chinese (Simplified)CroatianEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish