El Padre Pío y la oración que recitaba diariamente al Sagrado Corazón para interceder por las personas que le pedían ayuda

 

 

Oración que compuso Santa Margarita María de Alacoque

 

“¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, el cual es imposible no sentir compasión por los infelices, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que pedimos en nombre del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre, San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros”, dice la parte final de esta oración.

 

Esta oración que tanto quería el Padre Pío fue en realidad compuesta por Santa Margarita María de Alacoque, una santa del siglo XVII que durante su vida recibió múltiples visiones de Jesús y propagó la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.

 

La clave de esta oración pasa por rezarla como lo hacía el Padre Pío, con una fe sincera y sabiendo que es la voluntad de Dios la que vale y no buscando una especie de fórmula mágica.

 

Oración al Sagrado Corazón

 

Esta es la oración al Sagrado Corazón que tanto el santo como muchas otras personas han recitado durante siglos y que tan estupendos frutos ha tenido:

 

I.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “En verdad les digo, pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá!”.
He aquí que, confiando en tus santas palabra, yo llamo, busco, y pido la gracia……

 

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío en Ti.

 

II.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “En verdad les digo, pasarán los cielos y la tierra pero mis palabras jamás pasarán”

 

He ahí que yo, confiando en lo infalible de tus santas palabras pido la gracia……

 

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

 

Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío Ti.

 

III.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “En verdad les digo, todo lo que pidáis a mi Padre en mi Nombre, se les concederá”.
He ahí que yo, al Padre Eterno y en tu nombre pido la gracia…….

 

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío Ti.

 

¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, el cual es imposible no sentir compasión por los infelices, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que pedimos en nombre del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre, San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros. Amén.

 

El Padre Pío la rezaba para ayudar a otras personas

 

Miles de personas se dirigían cada día al Padre Pío, ya fuera en San Giovanni Rotondo, o a través de las numerosas cartas que recibía, pidiendo oraciones para que intercediera por ellos para alguna cosa concreta o para que se pudiera producir algún tipo de milagro.

 

En los casos en los que el santo de los estigmas rezaba para interceder por alguien su oración no era otra que la conocida como la Novena Eficaz del Sagrado Corazón de Jesús. Cada día la recitaba y miles de personas han experimentado gracias impresionantes debido a esta oración pronunciada el Padre Pío.

 

 

 

Chinese (Simplified)CroatianEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish